El reto de la agilidad en retail

Los retailers se enfrentan en los últimos años a una feroz lucha para intentar mantener o aumentar sus ventas.

La compra de productos en tienda física sigue manteniendo experiencias que son inexportables a un entorno online, sin embargo, no es menos cierto, que los volúmenes de crecimiento de las compras online, junto a un cambio en el perfil de consumidor (más informado e intensivo en el uso de las nuevas tecnologías) suponen un reto al que los retailers deben hacer frente.

Una de las claves que cualquier retailer debe plantearse es ser suficientemente ágil para responder a cambios en las tendencias de consumo y demanda de los clientes antes de percatarse de los mismos al verlos reflejados en la bajada de sus ventas. Para ello es fundamental que el foco de nuestros esfuerzos se centre en el cliente.

En definitiva, los retailers necesitan disponer de información fiable sobre las preferencias del consumidor lo antes posible para poder reaccionar con respuestas ágiles que den respuesta a las condiciones actuales del mercado.

Las nuevas tecnologías innovadoras nos ofrecen una nueva ventana de oportunidades para obtener información útil para poder actuar de forma ágil en nuestro negocio. Las tecnologías de Wi-Fi Tracking ofrecen la posibilidad de medir en una tienda física parámetros como el ratio de fidelidad, engagement de los clientes, es decir, ¿cuántos clientes me visitan?, ¿han vuelto a mi tienda? ¿cuánto tiempo han estado en ella? ¿cuáles son los horarios de máxima afluencia? Estos datos son sólo un ejemplo de los que se puede conseguir únicamente mediante el seguimiento vía Wi-Fi.

Estos datos correctamente analizados y cruzados con otra información de la que puede disponer el retailer, tal vez no podrá darnos un cuadro completo y una solución mágica para anticipar la demanda del cliente, pero si nos puede orientar y ayudar a mejorar rápidamente muchos aspectos clave. ¿Es nuestra ubicación la correcta? ¿Nuestro escaparate es suficientemente atractivo? ¿Estamos posicionando correctamente los productos en el interior de nuestra tienda? ¿Tienen éxito nuestras campañas?

Gracias a la tecnología hoy en día estamos en disposición mediante datos fiables de intentar dar respuesta a todas estas preguntas. Las tecnologías de Wi-Fi tracking, no son el futuro, son ya una realidad que se impone a gran velocidad y a las que cualquier retailer que quiera seguir siendo competitivo no puede obviar.